lunes, 23 de agosto de 2010

Recorremos el mundo debajo de la lengua y sangramos los labios y boicoteamos nuestros deseos, porque somos solos y en el orìgen más lejano del silencio, estuvo antes un grito que elctrificó y dio sentido al explosivo entender de lo que nunca, será eterno.

2 comentarios:

June dijo...

me agrada, creo que habla sobre lago cierto, una mancha en lo efímero

El Abigail dijo...

Sí June, creo que somos manchas
unas manchas efímeras